Una luz en el infierno

Desde que la Unión Soviética invadió Afganistán en 1979, hecho que, entre otras cosas, derivó en el boicot a los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 que lideró Estados Unidos, las noticias que surgen en aquella nación asiática tienen relación con enfrentamientos armados entre etnias, sanguinarias dictaduras, bombardeos o invasiones extranjeras. Imágenes de sangre, devastación, muerte, guerra y horror son algo habituales. Nada parece estar bien para el sufrido pueblo afgano. En el fondo de tanto caos apareció una pequeña esperanza. A fuerza de triunfos, la selección de cricket esta a las puertas de un suceso inédito: clasificar al Mundial de Sudáfrica 2011.
A pesar de tener como vecinos a Pakistán y a la India, en donde el cricket es casi una religión, Afganistán nunca fue un país que se haya apasionado demasiado por el deporte nacional inglés. Sus primeros antecedentes documentados datan de alrededor del año 1839, cuando soldados británicos despuntaban el vicio de batear una pelota durante los ratos libres. A partir de ahí no ha pasado demasiado, por más de que fue el único deporte que contó con el beneplácito del régimen talibán, que había prohibido la práctica, entre otros, del fútbol y del ajedrez.
El germen para darle impulso al cricket no estuvo en Afganistán, sino en el exterior. Obligados por la situación que vivían, miles de familias dejaron sus casas y se exiliaron mayormente en la ciudad paquistaní de Peshawar. Especialmente los más jóvenes fueron descubriendo el cricket, al que veían prácticar en las calles por los lugareños. Así se fueron familiarizando con el juego, situación que derivó en la creación de la Federación Afgana en uno de los tantos campos de refugiados en 1995. Recién 5 años más tarde lograron la aprobación de los talibanes, a quienes tuvieron que convencer para que les permitieran jugar sin el Shalwar Kamiz, la ropa tradicional de Afganistán.
afganistanblog1Durante los últimos días de enero, el combinado asiático visitió Argentina para disputar la Tercera División de la Liga Mundial, torneo del cual se consagró campeón invicto. Esto lo depositó en el Premundial que se celebrará en Sudáfrica a partir de abril y que otorgara 3 plazas para el próximo Mundial. Fue el tercer título consecutivo para el incipiente cricket de Afganistán, que tuvo su reconocimiento por parte del Consejo Mundial de Cricket en 2001. Anteriormente había ganado la División 5 en Jersey, una isla de Inglaterra que juega de forma independiente, y la División 4 en Tanzania (Australia). Esto le permitió convertirse en una de las grandes atracciones de esta actividad extremadamente popular en lugares con una fuerte raíz británica.
Tras las 26 horas de vuelo entre Buenos Aires y Kabul, los jugadores fueron recibidos en su país como héroes. En una imagen extraña, las calles capitalinas se vieron teñidas de fiesta, alejadas de las explosiones o de los ruidos de las ametralladoras. En medio de tanta felicidad, no todas son rosas para los criqueteros. El hecho de ser figuras públicas tan importantes los pone como blancos de posibles atentados terroristas.
Por no contar con terrenos apropiados y, por sobre todo, por cuestiones de seguridad, la parte más fuerte de la preparación para el Premundial la realizaron en Peshawar. En principio la ciudad elegida había sido Lahore, capital de Pakistán, pero el atentado terrorista perpetrado contra la selección de Sri Lanka mientras iba en camino a disputar un partido obligó a cambiar los planes. “Elegimos Peshawar porque como afganos muchos de nosotros tenemos una relación cultural y lingüística con esta ciudad. Nos sentimos seguros aquí y tenemos muchas facilidades mejores que en cualquier lugar de Afganistán”, expresó a la BBC el entrenador Qadeer Kham.afganistanfestejos2 Independientemente de lo que indique Kham, Peshawar no es el paraíso. Es una de los sitios más peligrosos de Pakistán porque es el centro de la insurgencia talibán contra la armada paquistaní. Como si fuera poco, el año pasado el embajador afgano fue raptado aquí y todavía permanece cautivo.
Para ellos cada triunfo vale oro. No por el hecho del resultado deportivo en si, sino porque saben que cada vez que ganan le están dando una alegría a su castigada nación. “Es esto o morir. Si perdemos me tiro al Atlántico”, decía a The Times de Londres Taj Malik, seleccionador durante el torneo de Jersey, en una clara descripción de como viven cada actuación. “Si ganamos creo que se entenderá que la gente de Afganistán no es sólo famosa por la guerra, sino que también por el deporte”, agregaba Malik.
En su corta historia en el plano internacional, Afganistán ya ha conseguido hacer mucho ruido. En 2006 perdió la final de la Copa de Medio Oriente con Bahrein. Ese mismo año venció en Munbai (India) al tradicional equipo londinense del Marlybone Cricket Club (MCC), la institución de cricket más vieja del mundo, y logrando humillar a Mike Gatting, ex capitán de la poderosa selección inglesa. Realizaron una exitosa gira por Inglaterra y dejaron una imagen positiva en su paso por Lord’s, la Catedral del cricket.
También han cosechado diversas conquistas a nivel juvenil, lo que augura un futuro promisorio a los jugadores surgidos de la Academia Nacional de Cricket, situada en el estadio Gazi, elegido por la dictadura talibán para realizar sus ejecuciones. A nivel local cuentan con 320 equipos, pero todavía no pueden organizar una competencia nacional.
A fuerza de bateos y lanzamientos, la selección de Afganistán, protagonista de un documental en el cual se refleja su paso por Jersey, esta logrando darle alegrías a un pueblo acostumbrado a padecer un infierno permanente.

Editado: Finalmente Afganistán terminó en la cuarta colocación en el Premundial y no pudo clasificar al Mundial de Sudáfrica 2011.

Foto 1: “Proud to be an Afgan” (orgulloso de ser afgano”), dice la remera (Clarín)
Foto 2: La selección de cricket de Afganistán festeja el título conseguido en Buenos Aires.

Afganistán en Argentina (Resumen)

Afganistán-Argentina (Resumen del partido)

Llegada de la selección de Afganistán después del título en Buenos Aires (rtve.es)

Fuentes/Links relacionados

Afganistan players eye heroes’ welcome (Cricket Info)
Cabinet ‘ignores’ Afgan cricket (BBC)
Afganistan cricketers brave Pakistan (BBC)
2009 ICC World Cricket League Division Three (Wikipedia)
Cricket in a time of war (BBC)
Afganistan on historic tour (BBC)
Afghans receive cricket boost (BBC)
Afghans make England tour debut (BBC)
Kabul to Lord’s (BBC)
Afganistan reach world qualifier (BBC)
Afganistan cricket team: a team called hope (The Times)
Afganistán: Jugar con fuego (Periodismo de fútbol Internacional)
Afganistan cricket team aims for world cup glory (The Times)
El deporte, un salvavidas (Clarín)
A time line of Afganistan Cricket
Outside the Ashes (Documental)
Grupo en Facebook

Una respuesta a “Una luz en el infierno

  1. Pingback: El Expreso indo-pakistaní « Historias Deportivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s