La tragedia de una campeona

Muchas veces en la vida hay situaciones que duran un puñado de segundos o quizás milésimas, pero que traen como consecuencia un cambio rotundo en las personas y que significa una quiebre muy brusco porque nada volverá a ser como antes. Este es el caso de Elena Mukhina, quien estaba signada a ser una de las figuras del equipo soviético de gimnasia durante los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 y días antes de comenzar a competir sufrió una grave lesión que la confinó a una silla de ruedas hasta el fin de sus días.

El acto de vivir casi nunca fue una tarea sencilla para Mukhina, nacida el 6 de junio de 1960 en tierra moscovita. A los 5 años sufrió un duro golpe: su madre murió en un incendio. Su abuela, Anna Ivanova, se encargó de criarla. Al mismo tiempo comenzó a tejer los primeros sueños de destacarse en la gimnasia, una de las piedras fundamentales en el entramado del deporte en la Unión Soviética.

Un día a la escuela llegó un entrenador preguntando si había alguna interesada en sumarse a su equipo. Por supuesto que Mukhina no dudó en levantar la mano. Comenzó a trabajar con Mikhail Klimenko y rápidamente se destacó como una promesa al ganar el campeonato nacional juvenil de 1976. Esa misma temporada terminó en el 12° puesto en la exigente Copa URSS, un torneo con un nivel parecido o hasta superior al que se podía encontrar en un Mundial o en Juegos Olímpicos. Sin embargo, no le alcanzó para clasificar a la cita olímpica de Montreal.

Mukina en acción. (El País)

Ese mismo año en el Europeo de Praga finalizó en la segunda en el all around, prueba que combina todas las especialidades de la gimnasia, detrás de la leyenda Nadia Comaneci. Además consiguió otras 3 medallas de oro.

La gran explosión de Mukhina llegó 2 años más tarde en los mundiales de Estrasburgo (Francia). Allí se colgó 5 preseas doradas, incluido el título en el all around batiendo a Comaneci. Sorprendió a todos por la complejidad de sus movimientos en los diferentes aparatos. Definitivamente se había consagrado como una de las grandes estrellas de la gimnasia mundial y era la cara más importante del poderoso combinado de la URSS. Por eso desde el estado comunista habían puesto muchas esperanzas en ella de cara a los Juegos Olímpicos que se avecinaban.

A fines de 1979 empezaron los problemas. Durante una competencia Mukhina sufrió una fractura en una pierna y casi sin tiempo para llegar en condiciones optimas al gran objetivo su entrenador Klimenko y el jefe de equipo, Aman Shaniyazov, quizás sufriendo presiones por parte de altos mandos, apuraron la recuperación de la gimnasta con una operación. Lo planificado no salió como se esperaba: la pierna de Mukhina no quedó bien, por lo que nunca se terminó de reponer del todo. Igualmente los entrenadores aceleraron los plazos porque su recuperación era una cuestión de estado. Si o si debía participar en los Juegos Olímpicos.

Pocas semanas antes que se prendiera la Llama Olímpica en la capital soviética la selección de la URSS estaba concentrada en Minsk ajustando detalles para el torneo. Durante uno de los últimos entrenamientos Mukhina practicaba ejercicios de suelo y cuando realizaba uno de los movimientos que más dominaba cayó mal y dio con la pera contra el piso. Se rompió varias vertebras y quedó tetrapléjica. A los 20 años su vida se se redujo a una silla de ruedas y solo moviendo algunas partes del cuerpo.

Elena Mukina y su foto más famosa. (Wikipedia)

Sin dar demasiadas especificaciones desde la Federación Soviética informaron que Mukina no iba a participar en los Juegos Olímpicos por lesión. Esa fue la última noticia que se tuvo de ella porque quedó olvidada.

Su primera aparición pública tras el accidente, y confirmando las sospechas que había alrededor de ella, en especial del otro lado de la Cortina de Hierro, fue cuando la URSS le entregó como reconocimiento la Orden de Lenin. En 1983 el Comité Olímpico Internacional la condecoró con la Orden Olímpica, el galardón más importante dentro del olimpismo.

En 1988 Mukhina, que volvió a vivir con su abuela, realizó una las pocas entrevistas mientras estuvo en la silla de ruedas. “Ni culpo ni condeno a nadie por lo que sucedió. Fui estúpida. Lo único que quería era justificar la confianza que habían puesto sobre mi y ser una heroína”, explicó. También criticó al modelo soviético: “Había conceptos como el honor del club, el honor del equipo, el honor al equipo nacional, el honor de la bandera. Eran palabras detrás de las cuales a las personas no se les prestaba atención”. Vivió en el ostracismo y lo que se sabe es que colaboró como columnista en un diario de Rusia, no mucho más.

Volvió a escucharse su nombre cuando murió a los 46 años. No se confirmó cual fue la causa de su muerte, pero al parecer estaría relacionada con alguna disfunción causada por la tetraplejia.

Mukhina todavía hoy es recordada. Muchos de sus movimientos fueron novedosos durante una época en la que la gimnasia era dominada por los países de Europa del Este y solo Estados Unidos podía inmiscuirse un poco. Quizás sin saberlo muchas de las estrellas actuales están rindiéndole homenaje a uno de los grandes nombres de la historia de la gimnasia.

Elena Mukhina en los mundiales de Estrasburgo (Francia) 1978

Fuentes/Links relacionados

Elena Mukhina, orgullo de la gimnasia de la URSS (El Mundo)

La tragedia de una gimnasta (El País)

Elena Mukhina dies (intlgymnast.com)

12 Respuestas a “La tragedia de una campeona

  1. Se me fue el Enter antes de terminar el comentario: habías hecho un post de las deportistas de los países de la Cortina de Hierro que sufrieron cambios por inyección de hormonas y demás: me podrías dar el link, que no lo encuentro? Gracias.

  2. Era realmente brusca la presión sovietica hasta en el aspecto deportivo. Es muy penoso lo que le sucedió a Yelena.

  3. DI CON LA HISTORIA DE LA GRAN YELENA MUKHINA DE MERA CASUALIDAD Y QUEDE TAN SORPRENDIDO POR SU VIDA QUE SU NOMBRE NO HA DEJADOR DE RONDAR EN MI CABEZA; JAMAS LA OLVIDARE, HUBIERA SIDO UN HONOR HABERLA CONOCIDO.

  4. Al igual que Luis Ramses por casualidad encontre esta historia, me conmovio, es increible la manera que una deporista de esa talla quedara en el olvido, porque valia por las medallas no por ser unapersona…. descanse en Paz , en mis oraciones desde Mexico.

  5. La admiro y la respeto. Me repugna que el gobierno de su país no reconociera culpa de ningún tipo por haberle causado esa terrible lesión (al obligarla a competir sin estar bien recuperada).

  6. yo he leido cosas horribles acerca del trato k se les daba a los deportistas en el comunismo, por ejemplo k las embarazaban antes de competencias, que los entrenadores abusaban de ellas, k las separaban de sus familias, etc…no estoy segura si eso sea cierto, pero al juzgar por las fotos de elena me parece que la pobre niña no era del todo feliz…pobre chica,,,me gustaría saber k fue de su vida despues del accidente,,k hizo tantos años??’

  7. Me conmueve enormemente su historia, lejos una de las mas grandes gimnastas. asi lo demostro en Estrasburgo y despues de los años demuestra su entersa al no culpar a nadie por su accidente. Claramente todos sabemos que hay culpables y no es precisamente ella. Viva Elena!!

  8. Esas son las cosas que se saben las otras no quieran imaginarlas te decian no vas y no vas ejemplo:Berta Diaz la primera cubana en cojer oro en los juegos centro americanos de Chicago en 80 metros con vallas y recordita cubana desde los 60 metros planos hasta 1500 en 80 con vallas y salto largo la dejaron en Cuba haciendo 10.5 decimas y las tres ganadoras en Tokyo hicieron 10.5

  9. fue una actitud que solo se veia en el campo socialista en cuba hicieron lo mismo con juantorena lo llevaron a moscu recien operado

  10. amante de la gimnasia desde niño,añorando las grandes figuras de los 70,80 y 90 en este deporte,ha sido una suerte conocer la historia de yelena,creo que estara viva en el corazon de todos nosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s