El espía del hielo

Ingo Steuer en una conferencia de prensa en Vancouver. (Getty Images)

Por momentos los Juegos Olímpicos parecen haberse quedado varados en el tiempo. Es uno de los pocos lugares en los que cada tanto, por más mínimas que sean, aparecen referencias a la Guerra Fría. Es como una especie de fantasma que sobrevuela a la cita más importante del deporte mundial. En los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver las épocas en las que reinaba la bipolaridad volvieron a la escena. Esto se debió a la presencia de Ingo Steuer.

Steuer tuvo una destacada carrera como patinador y es uno de los entrenadores más laureados e importantes con los que cuenta el patinaje artístico alemán. Desde hace varios años conduce con éxito a la dupla que arman Aliona Savchenko y Robin Szolkowy, pareja que bajó su conducción conquistó 2 títulos del mundo, 3 europeos y 1 medalla de bronce en Vancouver. Pero Steuer debe cargar con un pasado demasiado complicado del que parece no poder despegarse.

Previo a los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín 2006 se descubrió en un archivo desclasificado que Steuer, bronce en Nagano 1998, había trabajado para la Stasi, la policía secreta de la República Democrática de Alemania (RDA), entre 1985 y 1988 bajo el alías de Torsten. Su misión consistía en pasar información de sus colegas al ente estatal. Entre los casi 80 informes en los que participó develó, entre otros, el intento de un colega de fugarse a Francia y aportó datos importantes sobre la vida amorosa de Katerina Witt, probablemente la deportista más exitosa de la RDA y cuya historia ya fue relatada en este blog.

Steuter reconoció que la Stasi comenzó a fijarse en él luego de ganar el campeonato mundial juvenil por parejas. A los 18 años empezó a trabajar para el espionaje cobrando un sueldo de 4.000 marcos de la Alemania del Este, lo que a cifras actuales rondaría los 2.800 dólares.

Cuando salió a la luz su tarea durante la Guerra Fría el Comité Olímpico Alemán no dudó en apartarlo de la delegación que estaba por partir rumbo a Italia. La decisión causó enojo en la Federación Alemana de Patinaje Artístico, en Steuer y en sus dirigidos. “Sin Ingo no voy a patinar en Turín”, dijo Savchenko, nacida en Ucrania pero nacionalizada alemana. La elegida para reemplazarlo fue Monika Schweibe, a la cual también hubo que bajar del avión a último momento porque se develó que fue otra de las casi 160 personas que dentro del deporte trabajó como infiltrada para la Stasi.

Steuer fue a la Justicia, que lo habilitó a realizar el viaje a Turín. Estuvo en Italia, aunque no pudo formar parte de la delegación teutona y se tuvo que pagar el hospedaje. Desde ese momento el sueldo a Steuer se lo abonan entre la Federación de patinaje, Savchenko y Szolkowy, seguramente con la colaboración de algún sponsor.

Luego de pedir disculpas cada vez que pudo aduciendo que era joven y actuó bajo presión, Steuer, de 43 años, recibió una especie de semi indulto porque desde el Comité Olímpico se le sigue dando la espalda, aunque en Vancouver figuró como parte del equipo germano. “Estoy orgulloso de volver a vestir los colores de Alemania”, dijo durante una conferencia de prensa en Canadá, en la que aprovechó para publicitar su libro llamado Años de Hielo, que saldrá a la venta este año y en cual promete contar su historia.

Mal que le pese al Comité Olímpico Internacional deberá seguir lidiando con el fantasma de la Guerra Fría, que en su momento supo tener bastante protagonismo dentro de los Juegos Olímpicos y parece querer seguir vinculado con los anillos olímpicos por mucho tiempo más.

Fuentes/Links relacionados

Behind German Pairs Team, the Power of 3 (New York Times)

German coach being held back by his Stasi past (The Times)

Ice skating coach slips up over past as Stasi spy (The Times)

Germany skating coach Ingo Steuer tarnished by Stasi past (The Guardian)

Long Shadow of Stasi Still Darkens Aspects of German Life (Deutsche Welle)

Stasi past still overshadows German coach (NBC)

East German Sports Machine Shadows Vancouver Olympics (New York Times)

La sombra del comunismo es alargada (El Mundo)

3 Respuestas a “El espía del hielo

  1. Gran blog, grandes historias. Una duda, de donde sacas las historias? porque muchas son desconocidas o muy increibles. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s