El Expreso indo-pakistaní

Bopanna (izquiera) y Qureshi (derecha). (Getty Images)

En infinidad de ocasiones largos y tediosos encuentros diplomáticos que se supone deben solucionar una compleja situación entre dos países a la larga son infructíferos y para lo único que sirven es para empeorar y entorpecer aún más las cosas. Sin proponérselo el deporte en varias ocasiones ha logrado lo que la alta diplomacia ni siquiera ha estado cerca de alcanzar. Un buen ejemplo de ello son Aisam-Ul-Haq Qureshi y Rohan Bopanna. El primero nació en Pakistán y el segundo en India, dos naciones que viven, con altos y bajos, una relación tirante permanentemente, y forman pareja de dobles en el circuito masculino de tenis.

“Cuando empezamos las tensiones ente Pakistán e India no fue algo que nos preocupara. Estaba jugando con mi amigo”, dice Qureshi, quien se convirtió en el tercer jugador de su país en llegar a Wimbledon después de Khwaja Saeed (1954, 1955 y 1958) y Haroon Rahim (1976). “Hablamos lenguas similares. Yo hablo hindú y Aisam urdú. No pensamos en las divisiones hasta que los medios nos advirtieron”, explica Bopanna, quien agarró una raqueta por primera vez gracias a su padre.

El comienzo de la unión tenística no fue la más sencilla: “Inicialmente tuvimos algunos problemas porque un pakistaní apoyaba a un indio, pero ahora la gente aprecia que juguemos juntos”, comenta Bopanna. “Es lindo ver pakistaníes e indios alentando a un mismo equipo, esto no se ve en ninguna otra parte ni en ningún otro deporte. Nuestra relación adentro y afuera de la cancha prueba que el trato entre indios y pakistaníes puede ser bueno”, describe Qureshi.

Para Qureshi, 43 en el ránking de dobles, tener que compartir una cancha de tenis con un enemigo no es un hecho novedoso. En 2002 se encontró en el ojo de la tormenta cuando formó pareja con el israelí Amid Hadad, con el que alcanzó tercera ronda en Wimbledon y segunda en el US Open. Esto le trajo aparejado muchos problemas en Pakistán y recibió mala prensa y duras críticas. Llegó a tal punto que la federación pakistaní lo amenazó con expulsarlo del equipo de Copa Davis. Al final de esa temporada la ATP los premió con el Arthur Ashe Humanitarian Award, reconocimiento que el circuito les da a aquellos que cumplieron alguna labor humanitaria destacada.

“Paren la guerra. Que empice el tenis” dicen que las camperas que están usando en Wimbledon. (Reuters)

Aprovechando la mistad que hay entre ambos, Qureshi/Bopanna, campeones en Johannesburgo a principio de año y finalistas en Casablanca y Niza, tienen pensado organizar un partido de tenis en el límite de sus países, más precisamente en Wagah, único punto limítrofe terrestre entre Pakistán e India. “Le preguntamos a los presidentes y a los primeros ministros de ambos países. Si lo podemos organizar la idea es que yo juegue del lado pakistaní y Aisam en la parte india”, comenta Bopanna, 478 en el ránking de dobles y nominado como Campeón de la Paz, galardón que entrega una organización que cuenta con la protección del Príncipe Alberto de Mónaco.

Así como la selección de cricket de Afganistán juega por algo que más que la gloria deportiva, Qureshi, que luego del 9/11 se topó con demasiados problemas cuando tenía que entrar a Estados Unidos, pese a tener los papeles en regla, sabe que también tiene que mostrar una imagen distinta a la que se suele tener de Pakistán en Occidente. “En los últimos 2 ó 3 años la situación fue turbulenta con la guerra y el terrorismo. Se trata de enviar un mensaje positivo de mi país”, relata Qureshi, uno de los 29 pakistaníes que ha logrado figurar en la clasificación de la ATP.

En esta zona conflictiva del mundo el deporte sin buscarlo ha aportado más que la diplomacia. Hace unos meses atrás la tenista india Sania Mirza se casó con Shoaib Malik, una de las grandes estrellas del cricket en Pakistán, en un matrimonio que repercutió muy fuerte en altos estamentos políticos y religiosos. Qureshi/Bopanna, apodados el Expreso Indo-Pakistaní, reconocen que todavía hay prejuicio alrededor suyo, pero con una raqueta en la mano ya han logrado más que muchos tratados bilaterales.

Fuentes/Links relacionados

Bridging a great divide (Deuce)

India-Pakistan tennis stars transcend national distrust (BBC)

Perfíl de Aisam-Ul-Haq Qureshi (ATP)

Perfíl de Rohan Bopanna (ATP)

3 Respuestas a “El Expreso indo-pakistaní

  1. Pingback: Tweets that mention El Expreso indo-pakistaní « Historias Deportivas -- Topsy.com

  2. Interesante nota, igual que el sitio en general, que conocí a través de En Una Baldosa.
    Lo que no entiendo de la nota es cuando habla del “único punto limítrofe terrestre” entre Pakistán y la India, porque esos dos países tienen una extensa frontera común.

  3. Pingback: Más que un campeón « Historias Deportivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s