Chosen FEW: En busca de la igualdad

La imagen que se suele tener de Sudáfrica desde la caída de ese sistema nefasto llamado Apartheid es que las barreras discriminatorias cayeron definitivamente. Si se lo mira desde el punto de vista de la legalidad esto ya es un hecho hace más de 1 década, aunque todavía hay mucho por hacer. Tantos años viviendo bajo un régimen de este tipo no se olvidan mágicamente de un día para otro y la discriminación sigue arraigada en la sociedad.

Por lo general se observa al blanco ostigando al negro, pero también se da la inversa y en ambos casos la actitud es reprobable. Por ejemplo el año pasado durante la Copa de las Confederaciones, torneo que reúne al campeón del mundo, el organizador y a los 6 monarcas continentales, el único jugador blanco de la selección sudafricana de fútbol era silbado cada vez que tocaba la pelota simplemente por el color de piel. También sucede con los homosexuales. Pese a que la Constitución de la nación africana fue la primera en el mundo en reconocerlos, todavía son excluidos.

Es por eso que desde 2004 un grupo de lesbianas, en su mayoría negras, han encontrado en el fútbol la posibilidad de sentirse libres y de combatir con una pelota en los pies todas las trabas con las que conviven a diario. Bajo el nombre de Chosen FEW (Forum of the Empowerment of Women) este equipo se ha convertido en una insignia de la lucha pacifica en busca de la igualdad.

Todas las jugadoras, muchas provenientes de Soweto, una de las localidades más castigadas por el Apertheid, que integran el plantel coinciden en un punto: adentro de la cancha pueden sentirse ellas mismas. “En nuestros pueblos somos discriminadas, violadas, golpeadas. La gente nos maltrata. FEW es mi familia. Es el lugar donde me siento como en casa. Puedo ser yo misma. Venimos de diferentes sitios, pero cuando estamos aquí nos sentimos una familia”, le decía Lerato Marumolwa, una de las figuras, a la agencia Reuters.

Chosen FEW, dividido en dos equipos, durante su paso por Londres. (The New Black Magazine)

Según una investigación realizada por la ONG británica ActionAid se han reportado que más de 30 lesbianas han sido asesinadas en la última década. Durante el último año se calcula que el número de violaciones por parte de hombres con la intención de curar la homosexualidad ha alcanzado números preocupantes y van en aumento. En 2009, por citar un caso que tuvo mucha repercusión, fue asesinada Eudy Simelane, lesbiana y ex integrante de la selección femenina de fútbol de Sudáfrica. Este caso desnudo la problematica. Quien sabe cuantos hechos más como estos hay y, quizás por miedo o ignorancia, no son denunciados.

La sede del Chosen Few se encuentra en Johannesburgo, más precisamente en lo que fue una cárcel para mujeres durante la época del Apartheid y que también es un museo. Además de pelear por sus derechos el equipo consigue buenos resultados, lo que hace que la voz se pueda escuchar más fuerte. En 2006 ganó la medalla de bronce en los Gay Games de Chicago y en 2008 también finalizó en la tercera colocación en los International Gay and Lesbian Football Association Cup disputada en Londres. Su próxima meta son los Gay Games en Alemania a celebrarse dentro de unos meses.

Chosen FEW, que debe entrenar en un terreno ubicado al costado de la Corte Constitucional porque no encuentra otro sitio para hacerlo, con todas las dificultades que conlleva practicar en un lugar público, a nivel local juega ante rivales femeninos. La gran diferencia es que las integrantes no esconden su homosexualidad. “En otros equipos hay lesbianas, pero sus entrenadores no les permiten ser quien quieren ser. Ellas saben que somos lesbianas y somos libres”, dice Marumolwa.

Pese a lo que indican las leyes las jugadoras consideran que no se encuentran amparadas por aquellos que están obligados a hacerlas cumplir. “Siento que realmente no nos apoya el gobierno o los líderes políticos. Nunca oímos una condena a los crímenes de odio”, explica Phindi Malaza, coordinadora y entrenadora de Chosen FEW. “Todavía hay mucho camino por recorrer. Tenemos esta constitución que se supone que todo el mundo debe seguir. Nuestras políticas son grandiosas, pero hay mucho trabajo por hacer y necesitamos lograr que la gente este a la par de lo que dice la Constitución”, explica Malaza.

Chosen FEW es mucho más que un simple equipo de fútbol. Sino que es un lugar para buscar la igualdad y el deporte es el medio.

Fuentes/Links relacionados

Lesbian team fight for rights in S. Africa (Reuters)

Sitio oficial de la Forum for the Empowerment Of Women (FEW)

Stamping on the Chosen Few (The New Black Magazine)

Homophobic violence in South Africa: can the World Cup help?

2 Respuestas a “Chosen FEW: En busca de la igualdad

  1. Pingback: El día que el rugby se mudó a Soweto « Historias Deportivas

  2. Pingback: Espai de coeducació » Dones del món

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s