Argentina 78: Los mundiales olvidados

La década del 70 fue la más terrible de la historia argentina. Quedó marcada por la dictadura militar que tomó el poder el 24 de marzo de 1976, socavó cualquier derecho constitucional, acabó con la vida de 30.000 personas y desbastó la economía interna. Dentro de este contexto desde lo deportivo el punto más alto fue el mundial de fútbol que ganó la selección dirigida César Luis Menotti, victoria que fue tomada como propia por la Junta Militar.

Lo que pocos saben es que ese no se trató del único Mundial que se celebró en Argentina en 1978. Entre marzo y abril tuvo lugar el torneo masculino de hockey sobre césped y en noviembre le tocó al hockey sobre patines. En menor medida a lo ocurrido con el fútbol ambos certámenes no pasaron desapercibidos para el gobierno de facto para vender al exterior una imagen falsa de lo que estaba sucediendo en el país.

El hockey sobre césped abrió la temporada mundialista con la celebración de la cuarta edición del campeonato mundial. El Campo Argentino de Polo (todavía se jugaba en pasto natural) había dejado de lado los palenques y los mimbres para darle a los palos de hockey. Para ello en el estadio principal se trazaron dos canchas, mientras que en la Cancha 2 se dibujaron otras 5.

La edición del 14 de marzo de 1978 de El Gráfico, editado por Atlántida, que nunca escondió su simpatía con la dictadura, explicaba que los costos rondarían los 440.000 dólares y que el Estado aportaría 69.400 dólares, menos del 16 por ciento del total. Además la revista se encargaba de dejar bien en claro que “la IV Copa no significa una carga para el país y que, por el contrario, es seguro un saldo económico a favor”. No faltó alguna referencia a la supuesta campaña anti argentina que existía en el exterior: “desde Palermo saldrá hacia el mundo la imagen de jerarquía y buen gusto que necesitamos. Es lógico esperar lo mejor”, cerraba la nota firmada por José Luis Barrio previo al comienzo del Mundial.

En lo deportivo Argentina mostró una evolución en su juego y finalizó octavo al caer con Inglaterra por 3-1. El título quedó para Pakistán, una de las grandes potencias, al vencer a Holanda por 3-2. La utilización política del torneo quedó plasmada en la final, que contó con la presencia de Jorge Rafael Videla, encargado de darle la copa al capitán pakistaní.

Sin hacer mención a las criticas que realizaron medios extranjeros por la organización, El Gráfico cerró la cobertura mostrando cual era su postura: “Y en la cumbre, sobre todo lo demás, el nombre de dos hermanos, socios del éxito de la Copa: Pakistán porque la ganó, Argentina porque la hizo”.

La celebración de ese torneo coincidió con dos hechos significativos: se comenzaba a hablar de los problemas con Chile por el Canal Beagle y la Junta Militar recordó los 2 años del derrocamiento del gobierno democrático de Isabel Martínez de Perón. El Secretario General de la Fuerza Aérea, Brigadier Basilio Lami Dozo, encargado de leer el discurso durante el acto, decía que “el caos ha cesado. Hay un gobierno y la República vuelve a conocer su habitual tranquilidad”.

49e0f9a56dddc_300x400Pasada toda la efervescencia en torno a la Copa del Mundo ganada en el fútbol, le tocó el turno de dar la vuelta olímpica al equipo de hockey sobre patines, que también celebró su primer cetro mundialista. La sede elegida fue San Juan, provincia donde este deporte se vive con mucha pasión.

Por esos días los sanjuaninos no sólo se veían convulsionados por tener a los grandes exponentes del hockey sobre patines, entre los que se encontraba el argentino Daniel Martinazzo, uno de los mejores jugadores en aquel momento, sino que paralelamente la situación política no era sencilla. Desde Buenos Aires se había decidido el cambio de gobernador, al igual que en Entre Ríos y La Pampa. Al mismo tiempo la cuestión por el Canal Beagle se ponía cada vez más tensa, asumía un nuevo gabinete y había una grave crisis agropecuaria.

El trofeo que se le entregó a Argentina fue dado por Clarín que, por supuesto, le dio una amplia cobertura al certamen. Además, en un acto más de cinismo, las Fuerzas Armadas donaron la Copa Fair Play que premiaba al juego limpio.

Así como Menotti presenció varios partidos del torneo de hockey sobre césped y charló sobre táctica con el entrenador de Pakistán, también colaboró en la preparación de la selección de hockey sobre patines. Antes de la competencia brindó una charla al plantel contándole sus experiencias durante el Mundial. Al parecer este encuentro con El Flaco en Mendoza dio resultado: los locales ganaron invictos el campeonato.

Hasta Cuyo viajaron 12 selecciones, con la peculiaridad que jugaron todos contra todos, con jornadas en las que cada equipo disputó 3 partidos el mismo día. La consagración argentina se dio en el último encuentro cuando venció 3-1 a España, que necesitaba ganar o empatar para aguar la fiesta de los sanjuaninos, que durante toda la competencia llenaron el estadio Parque de Mayo.

“La policía anda tras los jugadores, que no pueden salir a la calle” o “a San Juan le queda grande el Mundial, hay muchos fallos”, son algunos extractos de la nota que escribió Francisco Riojo Juan, enviado especial del Diario Deportivo Independiente 4-2-4 de Barcelona. El Gráfico no dudo en calificar al periodista español como un “simple calumniador”.

Después de los festejos el plantel retornó a Buenos Aires y desde el Aeroparque Jorge Newbery hasta la redacción de Clarín, en donde se organizó un agasajo, recorrió la ciudad en Autobomba acompañado por una multitud. Videla, que no estuvo en San Juan, no dejo pasar la oportunidad para subirse al carro de la victoria con una carta al plantel. “La conquista del máximo galardón constituye un motivo de orgullo y un valioso aporte al ya ganado prestigio del deporte nacional”, expresaba el mensaje entre otros tantos lugares comunes.

Además de estos eventos, Buenos Aires ese año acogió la Olímpiada de ajedrez, un equivalente a un mundial por equipos del juego-ciencia. El título quedó para Hungría, mientras que el podio lo completaron la Unión Soviética (segundo) y Estados Unidos (tercero).

En medio del terror que se vivía en Argentina estos dos mundiales olvidados fueron dos extras que acompañaron a la mal llamada fiesta de todos los argentinos.

Foto: Tapa de la revista El Gráfico con la consagración argentina en el mundial de hockey sobre patines (elgrafico.com.ar)

Fuentes/Links relacionados

El Gráfico 14 de marzo de 1978

El Gráfico 21 de marzo de 1978

El Gráfico 28 de marzo de 1978

El Gráfico 4 de abril de 1978

El Gráfico 7 de noviembre de 1978

El Gráfico 14 de noviembre de 1978

El Gráfico 1 de enero de 1979

Clarín 22 de marzo de 1978

Clarín 28 de marzo de 1978

Clarín 1 de noviembre de 1978

Clarín 5 de noviembre de 1978

Clarín 12 de noviembre de 1978

Clarín 13 de noviembre de 1978

El Otro campeón del 78 (La Nación)

Mundial de hockey sobre césped Argentina 78-Resultados (Federación Internacional de hockey sobre césped)

2 Respuestas a “Argentina 78: Los mundiales olvidados

  1. yo particpe de un desfile apertura en la cancha de Polo, para la seleccion Hockey del 78

    habra algun video?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s